Alta Intensidad

Numerosos beneficios ha demostrado ya que el entrenamiento de alta intensidad o HIIT, tanto a nivel funcional como en la mejora de la composición corporal (mejora de la capacidad aeróbica y anaeróbica, aumento de la capacidad vital máxima, beneficios cardiosaludable, pérdida de grasa en cortos periodos de tiempo, etc).
Por ello hoy en día es un método imprescindible en la actividad física y salud, aunque lo más importante para que el método sea efectivo será personalizarlo en lugar de servirnos de métodos estándar o modas, ya que cada persona es única y su capacidad, evolución y adaptación al entrenamiento también.